Directora del CDD presenta los desafíos para 2016

*Con el apoyo del Convenio de Desempeño UVA1315 “Los estudiantes primero”, la unidad realiza permanentes actividades de capacitación para académicos.

Por primera vez, este año el Centro de Desarrollo Docente impartirá un Diplomado en Docencia Universitaria en la UV, orientado principalmente a los profesores de primeros y segundos años. Según explica Claudia Schiattino, directora del CDD, “tenemos intenciones de que empiece en el segundo semestre. Es un diplomado que pretende ser orientado sobre todo a los profesores de los cursos que tienen hoy la Atención Preferencial a Primeros Años, entregándoles algunas herramientas básicas que tienen que ver con competencias docentes”.

El Diplomado en Docencia Universitaria de la Universidad de Valparaíso tiene como propósito desarrollar competencias pedagógicas para un proceso de enseñanza aprendizaje orientado por competencias y centrado en los estudiantes. La idea es que al finalizar el programa, sus participantes estén en condiciones de implementar estrategias didácticas centradas en el estudiante que potencien el aprendizaje en entornos activo participativos; desarrollar diversas estrategias de evaluación para monitorear el logro de los resultados de aprendizaje; utilizar las TIC como recurso de apoyo a la docencia para enriquecer los entornos de aprendizaje, y plantear acciones de mejora a partir del análisis crítico de su propio quehacer docente.

Será un diplomado de cinco módulos: “Modelo Educativo UV: fundamentos curriculares y didácticos”, “Diseño de entornos de aprendizaje”, “Tecnologías para el aprendizaje”, “Evaluación de resultados de aprendizajes y competencias” y “Proyecto final Implementación y evaluación de un proyecto de mejoramiento de la docencia”.

Cursos para todos

Respecto del Plan de Formación Docente 2016, Claudia Schiattino explica que el primer elemento relevante es que “antes teníamos más bien experiencias aisladas o actividades de capacitación aisladas, que no estaban organizadas desde el inicio de un año o desde el año anterior, para que nuestros académicos pudieran estar al tanto de las iniciativas y pudieran elegir dentro de este pool de actividades. Por eso hoy día nosotros hablamos de un plan anual de formación docente, porque queremos —muy de a poco— ir instalando en la Universidad que hay ciertos momentos durante el año que son más pertinentes o que son espacios más privilegiados para hacer actividades de capacitación”.

En esa línea, indica, “tratamos de definir para toda la Universidad, para todos nuestros académicos, algunos hitos de la formación. Así, en enero, aprovechando que hay académicos que ya han dejado de hacer clases, se ofrecen talleres, y los profesores pueden elegir alguno de su interés e inscribirse. Estos talleres de enero duran tres horas y tienen asociado el desarrollo de un producto, durante o después del taller, y por el cual se les da una constancia de participación”.

TIPE

Asimismo, este año se impartió  en abril el Seminario Talleres de Integración Perfil UV. “Queremos instalar que una vez al año, se reúnan los profesores de TIPE y  los estudiantes que participan de estos talleres, que están incorporados en toda la malla, porque es una forma de seguir instalando aquellas competencias que en el modelo educativo se han declarado como parte de nuestro perfil de la Universidad de Valparaíso. El fin es ser un encuentro entre los académicos que imparten TIPE o que van a hacerlo, para que tengan algunas ideas”.

La particularidad de este año, destaca Claudia Schiattino, “fue la participación de socios comunitarios, que compartieron en una feria. Nuestro estudiante UV tiene un fuerte vínculo con la comunidad, y este vínculo lo vamos desarrollando en el currículum. Ahí aparecen estas actividades que tienen que ver con cómo mi disciplina o mi carrera se relaciona con el medio. Ahí hay otro momento importante del Plan de Formación, porque la verdad es que es importante que los profesores puedan participar de estos espacios, porque son finalmente espacios de discusión”.

Nuevos académicos

Otra actividad relevante del Centro de Desarrollo Docente  dice relación con los profesores que se incorporan a la UV. Explica la directora: “Durante abril y agosto tenemos nuestro programa de inducción para nuevos académicos UV, y eso con la lógica de que tenemos todos los años, cada semestre, contrataciones de distinto tipo, y estos nuevos profesores desconocen el modelo educativo, cómo es la Universidad de Valparaíso, qué es un currículum por competencias o qué es un resultado de aprendizaje al planificar las asignaturas, cómo planificamos, cómo ingresamos a un aula virtual, qué importantes elementos de la gestión docente van vinculadas a lo administrativo”.

Para ello, agrega, “armamos un taller que dura un día. En la mañana trabajamos el modelo educativo y todos sus elementos: de planificación, de malla, de análisis curricular. Y en la tarde tenemos tres unidades que compartimos en este programa de inducción de académicos nuevos, que si bien es cierto lo lideramos como Centro de Desarrollo Docente, convocamos también a Sibuval —que muestra todos los servicios asociados al Sistema Integrado de Bibliotecas que existe para los académicos—, y a la Unidad de Administración y Gestión Docente que tiene la División Académica, para que muestre cuál es la plataforma, elementos como la asistencia. Y hay un tercer momento, que es el Aula Virtual, esta herramienta potente para colaborar en el aprendizaje de los estudiantes. Lo que pretende este programa es mostrar quiénes somos y cómo en la Universidad entendemos la docencia y la formación. Este programa, que partió en 2015, también es una forma de darles la bienvenida”.

La capacitación para nuevos docentes se repite en abril y agosto, al inicio de cada semestre. “Y en esta oportunidad, a propósito del Campus de la Salud, vamos a repetirla allá”, explica Claudia Schiattino.

Julio y noviembre

Para julio, tal como en enero, dice la directora del CDD, “hemos planificado tener una oferta mayor de talleres, porque los estudiantes han ido finalizando el semestre, y aunque los profesores se quedan con muchas tareas, tienen algunas ventanas para poder participar en capacitación. Ahí repetimos algunos que hayan sido exitosos en enero, o hay nuevas ofertas en distintos temas. Los temas los recogemos en una encuesta de necesidades formativas que hacemos en conjunto con la Unidad de Análisis”.

Siguiendo el calendario, continúa Claudia Schiattino, “a fines de noviembre, principios de diciembre, tenemos la Jornada de Innovación Curricular y Buenas Prácticas. Hemos hecho una invitación a los académicos a que nos cuenten cuáles son sus prácticas docentes, cuáles son las iniciativas particulares que ellos han tenido en su experiencia docente, de hacer cosas novedosas, cosas innovadoras, algunos pequeños cambios, para ver cómo lo han hecho, qué les ha resultado, qué no les ha resultado. En el fondo, es un espacio para compartir experiencias, lo mismo que para compartir los avances en la innovación curricular, ya que hay un grupo de carreras que pasó del diseño a la implementación de los currículos innovados”.

Cambio sustantivo

Finalmente, destaca Claudia Schiattino que “esta calendarización fue un cambio sustantivo frente a lo que había, que eran actividades más bien aisladas. No obstante, sobre esta organización, que es temporal, queremos en los talleres de julio y los de enero, cuando hay mayor oferta formativa, ofrecer talleres con distintos niveles de profundidad, no solamente con cambios de temática”.

Destaca que “hasta la fecha, desde 2013, han pasado por algún taller de formación 600 académicos. Nos hemos dado cuenta de que tenemos académicos muy interesados en la formación docente, por lo que necesitamos nuevos talleres, o los mismos pero en un nivel de profundidad mayor. Por ello, ya en julio queremos tener oferta diferenciada, por niveles”.

Todas estas actividades cuentan con el respaldo del Convenio de Desempeño UVA1315 “Los estudiantes primero”.