Con todas las vacantes agotadas, partió Diplomado en Docencia Universitaria

*El programa, que se desarrolla por primera vez, apunta a mejorar el proceso de enseñanza aprendizaje en la UV.

En la Escuela de Psicología, se dio inicio este miércoles a las clases del Diplomado en Docencia Universitaria, programa que por primera vez desarrolla la Universidad de Valparaíso, destinado a desarrollar competencias pedagógicas para un proceso de enseñanza aprendizaje de calidad, orientado por competencias y centrado en el aprendizaje de los estudiantes.

La primera clase fue precedida por una breve ceremonia inaugural, encabezada por José Miguel Salazar, director de División Académica y director del Convenio de Desempeño “Los estudiantes primero”; Gonzalo Lira, director de la Escuela de Psicología, y Claudia Schiattino, directora del Centro de Desarrollo Docente. Luego, Jemima Fernández, directora de Docencia de la UV, dictó la clase con que el programa se dio por iniciado.

José Miguel Salazar destacó el valor de la iniciativa, destacando que el Diplomado “es un paso más que la Universidad está dando en pos de consolidar la formación pedagógica de nuestros académicos, para entender las nuevas realidades de los estudiantes, las nuevas realidades del proceso de enseñanza aprendizaje y el mundo del trabajo, que requieren otro tipo de habilidades y competencias para las cuales la mayoría de nosotros no fuimos formados”.

Añadió que el programa “también apunta en la lógica de la institucionalización, lo que nos permite mirar con harto optimismo el futuro, acerca de cómo la Universidad va a enfrentar su proceso de enseñanza aprendizaje y se va a asegurar de que el aprendizaje de los estudiantes sea lo que determine no sólo su destino laboral, sino que el vínculo que van a tener con la Universidad y el carácter de atención local que la Universidad tiene en todo el contexto regional. La Universidad con esto se coloca en posición de tratar de perfeccionar sus tecnologías educativas, centradas en el aprendizaje, de manera tal que lo que tengamos como resultado es un proceso de enseñanza mucho más ajustado al contexto social y cultural donde esta Universidad se plantea, y al que se debe en definitiva”.

Materialización de un desafío

Por su parte, la coordinadora del Diplomado indicó que este programa “se venía pensando desde hace algún tiempo, precisamente por lo fundamental que resulta en una institución como la nuestra, una universidad pública y con el compromiso de formar estudiantes en pre y en postgrado, con una formación de calidad, orientada por competencias. Es un desafío que finalmente se materializa, se concreta a través de esta primera versión, así que estamos muy contentos. Además la convocatoria fue muy buena, y partimos con un grupo importante de académicos que se vieron tentados con esta invitación de parte de la División Académica, del Centro de Desarrollo Docente y la Escuela de Psicología”.

Respecto de si se proyecta desarrollar nuevas versiones del Diplomado en Docencia Universitaria, la académica explicó: “Queremos ser claros en que vamos a hacer una evaluación rigurosa respecto de esta primera versión, y vamos a ver qué pasos vienen a continuación. Pero por supuesto que el desafío es poder implementarlo, darle una proyección en el tiempo, porque la realidad es clara: nosotros somos ingenieros, somos psicólogos, somos nutricionistas, pero no hemos pasado todos por la experiencia de formación para la docencia, y aquí podemos justamente enriquecer nuestras prácticas pedagógicas, y además desde el modelo educativo UV, que es lo que importa, el sello de la UV”.

El Diplomado se desarrollará en modalidad presencial desde el presente mes y hasta enero de 2017, con una duración de 21 semanas. Se realiza en el marco del  Convenio de Desempeño “Los estudiantes primero”, UVA1315, y se articula con el plan de formación docente que la UV ha venido implementando. De este modo, se posiciona como una contribución a la búsqueda de coherencia de los ideales institucionales y las prácticas pedagógicas, a través de los procesos de formación de los académicos, que fortalezcan y extiendan procesos de innovación que impacten directamente en la formación y los logros de los estudiantes.